Quantcast
El tiempo en: Rota
13/06/2021

La crisis de Tremón deja en el aire una inversión de 60 millones de euros

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Las obras del complejo fueron paralizadas hace unos meses cuando estaban en su primera fase.
  • El grupo promovía la construcción en Jerez de un hotel de lujo junto a Sherry Golf
  • El Ayuntamiento estudia alternativas para que las obras del complejo puedan reanudarse

La decisión del Grupo Tremón de declararse insolvente al no poder hacer frente al pago de una deuda global estimada en unos 900 millones de euros deja en el aire la construcción en Jerez del complejo hotelero TRH Sherry Golf, cuyas obras fueron paralizadas de hecho hace ya varios meses como consecuencia de la crisis en la que se encontraba su promotora.

De este modo, se complica aún más el futuro de un proyecto cuya ejecución precisaba de una inversión global de 60 millones de euros y que iba a dotar a la ciudad de un complejo hotelero de 25.380 metros cuadrados, distribuidos en siete edificios independientes y con un total de 600 camas.  

La alcaldesa, Pilar Sánchez, no ha ocultado su preocupación por el anuncio realizado por el grupo inmobiliario, reconociendo que la paralización de las obras meses atrás ya era “un indicativo de la pésima situación económica” en la que se encontraba Tremón. Es por este motivo por el que el Ayuntamiento lleva ya algún tiempo “estudiando soluciones” encaminadas a hacer posible la culminación de este proyecto. “Creo que habrá una solución, porque evidentemente las obras no van a quedar tal y como están. El sitio es magnífico y creo que habrá gente interesada en retomar el proyecto”, apostilló. En cualquier caso, Pilar Sánchez recordó que se trata de un proyecto “de carácter privado” en el que el Ayuntamiento no tiene ninguna intervención.

TRH Sherry Golf es un complejo hotelero de cinco estrellas ubicado junto al complejo deportivo de Guadabajaque. En principio, estaba previsto que el hotel abriera sus puertas en 2009, una posibilidad que fue descartada ya hace unos meses en vista de que las obras habían sido paralizadas. La idea era que el complejo se completara con zonas ajardinadas, fuentes, piscinas, salas de reuniones, restaurantes, salas de banquetes, cafeterías y un amplio spa. Para cubrir todos estos servicios se llegó a estimar la creación de unos doscientos puestos de trabajo. Grupo Tremón es la segunda gran promotora inmobiliaria en solicitar el concurso de acreedores, después de ya lo hiciera Martinsa-Fadesa.

 

Tremón es titular del área Cerro del Moro-Rancho Colores


Grupo Tremón tiene otros intereses en la ciudad, ya que en el nuevo PGOU es titular del área denominada Cerro del Moro-Rancho Colores, donde está prevista la construcción de unas 9.000 viviendas protegidas, enmarcadas a su vez en el Plan Local de Vivienda.

La portavoz del grupo popular, María José García-Pelayo, ha mostrado su preocupación por la incidencia que la crisis de Tremón pudiera tener en el futuro desarrollo de estos suelos, llegando a afirmar que el Plan Local de Vivienda nacía ya “cojo” al quedar “en el aire” la construcción de 9.000 inmuebles.

El delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol, ha recordado por su parte que el referido plan es un proyecto de naturaleza pública, por lo que ni su ejecución ni las fórmulas necesarias de planeamiento dependen de las vicisitudes que puedan atravesar los propietarios del suelo ni de quiénes sean éstos.

Según Crisol, la adquisición de los terrenos necesarios para desarrollar el área se efectuará independientemente de quien sea su propietario, si bien en su momento se suscitará la participación de quien acredite ostentar la propiedad de los terrenos, para que dicha adquisición se realice de manera consensuada, pero sin que el propietario pueda determinar el que salga o no adelante.

COMENTARIOS