El tiempo en: Rota
Lunes 15/04/2024  

Rota

Exclusiva

Jesús Alegre: "Las hermandades serán lo que los hermanos quieren que sea"

"La formación cofrade en Rota ha estado abandonada durante muchos años"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Jesús Alegre es el Hermano Mayor de la Hermandad de la Vera-Cruz, la cual obtuvo recientemente el reconocimiento por parte del obispado de Jerez de una actualización en su antigüedad datada en 1554, aunque desde el equipo de historiadores de la Hermandad consideran que puede ser más antigua. La Hermandad de la Vera-Cruz es la única en Rota con titulares (Triunfante Entrada en Jerusalén 'Borriquita', Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima de las Angustias) en tres días diferentes (Domingo de Ramos, Martes Santo y Viernes Santo).

Comencemos con una pregunta más general, ¿qué opinión tienes de la Semana Santa roteña y cómo podría mejorar?

Personalmente opino que la Semana Santa de Rota tiene un número muy extenso de cofradías para la población que existe. Además, si miras el porcentaje entre la población que pueda ser cofrade, pues, el número de personas se reduce al máximo porque si hay 32.000 habitantes, igual somos 2.000 o 3.000 cofrades. Por lo que si divides es cifra entre el número de hermandades que existen puede que nos quedemos un poco cortos. Entonces, únicamente para mejorarla tendrían que colaborar y participar en la vida de la Hermandad los hermanos que pertenecen a las diferentes hermandades. Si las hermandades organizan a un evento y el número de hermanos que acuden es mínimo, las hermandades comienzan a languidecer. Así que para mejorar nuestra Semana Santa tendríamos que tener una mayor participación tanto en la vida de la Hermandad como en la estación de penitencia.

Por lo tanto, ¿cuál es el nivel de implicación de los hermanos de la Vera-Cruz?

Lamentablemente he de decir que poca porque siempre digo que las hermandades serán lo que los hermanos quieren que sea. Al final, cuanto mayor sea la participación más vida recobra porque si la Junta de Gobierno ve que la gente responde adquiere mayor fuerza. Es muy triste el esfuerzo que hacen las personas de la Junta que habitualmente siempre son los mismos. Y es que en comparación con otras hermandades del entorno de la localidad que tienen menor número de hermanos tienen mayor cantidad de ayuda. Por ejemplo, puede haber una Hermandad en Jerez con 400 hermanos y participan 200, sin embargo, aquí tenemos 1.000 hermanos y ayudan 25. Por lo tanto, el número de hermanos no te da por seguro esa participación.

Y ante esta falta de participación, ¿cómo podéis sacar adelante cuatro pasos en tres días diferentes?

La Vera-Cruz tiene un problema muy específico y es que hay hermandades con un único titular y quien está en esa Hermandad es de esa Hermandad por ese titular. Sin embargo, en la Vera-Cruz tenemos la 'Borriquita' por un lado, el Cautivo por otro y el Viernes Santo tenemos el Cristo y la Virgen. Entonces, puede ser que de los 1.000 hermanos que tengamos a lo mejor el 80% pertenece al Cautivo. Y esto genera que haya hermanos que no se identifiquen con la Vera-Cruz sino con el Cautivo. Por lo tanto, no hay una unidad de participar en los tres días que salimos a la calle. Aunque yo entiendo que salir tres días puede ser un poco tedioso, pero es la idiosincrasia que tenemos aquí. Podemos tenemos hermanos de avanzada edad que no se identifiquen con la Vera-Cruz sino con el Cautivo y esto supone que seamos tres hermandades dentro de una.

Ante esa problemática, ¿qué se hace?

Es complicado intentar convencer a hermanos que son muy devots del Cautivo, ¿cómo lo convenzo para que vista la túnica del Viernes Santo? Aunque por suerte, últimamente el número de hermanos que se apuntan nuevo no son únicamente del Cautivo y estamos consiguiendo un equilibrio principalmente por el auge del Viernes Santo.

Ahora que mencionas el auge del Viernes Santo, ¿cómo influye el cambio de salida procesional del Santo Entierro? ¿Supone una mejoría?

Hay dos visiones de este cambio: el que piensa que favorece y el que no. Pero, después de salir ambas hermandades durante 38 años el Viernes Santo habría que esperar unos cuantos años para poder evaluar si hay una disminución de público o hay más porque mucha gente ha adoptado como costumbre irse a otras poblaciones el Sábado Santo al no haber procesiones. Por lo que el Sábado Santo de Rota tiene que competir con Jerez de la Frontera que está cerca. Personalmente creo que el Viernes Santo pierde porque nos compenetrábamos y dábamos la posibilidad a la gente de poder estar en una esquina y poder ver dos cofradías facilitaba al público verla varias veces. Ahora si ya ves tres veces la misma cofradía puede haber quienes se den por satisfecho por no ver siempre a la misma. Pero, insisto, necesitamos más tiempo para ver cómo afecta.

Recuperemos la actividad de los hermanos, ¿qué papel tiene la juventud dentro de la Vera-Cruz?

La juventud es muy complicada porque va por generaciones. Por ejemplo, puedes tener un buen grupo de niños hasta 10 u 11 años en la 'Borriquita' y van creciendo y dan el paso natural al Viernes Santo, pero cuando esos niños empiezan el instituto o se van a estudiar fuera ya los pierdes. El mayor inconveniente aquí es que cuando tienes un muy buen grupo resulta que llegan a la Universidad y se van y desaparecen, teniendo que volver a esperar a que aparezca una nueva remesa.

Además, el tema de la juventud en Rota en general es muy complejo. Primero porque antes todo el mundo vivía en el centro de la ciudad, ahora todo el mundo vive en el extrarradio, entonces cuando yo era pequeño no tenía problemas en ir a la parroquia andando. Sin embargo, tú no puedes dejar que un niño de 10 años venga solo desde Pozo Nuevo o desde la feria al centro para ver o participar en su cofradía. Y aquí entra el papel de los padres, quienes somos los encargados de llevar a nuestros hijos a las actividades extraescolares y la pesadez de ir y venir constantemente se ha convertido en un hándicap para nosotros. Todas las hermandades de Rota queremos luchar por la juventud, pero es muy complicado por muchos factores.

Sin olvidarnos que se hay muchos que no sienten las cofradías porque no las viven desde dentro al tener otras muchas actividades que les distraen. Ahora los niños pasan más tiempo en casa con los ordenadores o estudiando que en la vida real. Antes había más vida en las calles, en mi tiempo no había ordenadores y casi no se utilizaba la televisión, entonces si alguno de tus amigos estaba en una Hermandad era más fácil que te naciese la curiosidad por formar parte.

Siguiendo con el hilo del pasado, ¿qué rescatarías de la Semana Santa del pasado a la actual?

Falta que dentro de las familias, los padres transmitan los valores cristianos de lo que significa una Hermandad. Antiguamente, tú nada más nacer, tu padre te apuntaba a la Hermandad y desde pequeño te inculcaban los valores propios de las hermandades. Hoy en día eso no existe. Es más habitual que los niños cuando tienen una edad quieren pertenecer a una Hermandad y no los padres quienes los apuntan desde recién nacidos. Las casas cofrades no podemos obligar, pero sí ir inculcando la cultura de la Hermandad.

Por lo que dices, ¿consideras que dentro de las hermandades falta formación?

La formación cofrade en Rota ha estado abandonada durante muchos años, no voy a decir por quien porque no solamente hay un culpable. Se da por hecho que los Hermanos Mayores tenemos que fomentar la formación, pero también si tienes directores espirituales que son sacerdotes y no les gusta la Semana Santa, no les gusta las hermandades o piensan que las hermandades son una carga. Además, nos hemos llevado mucho tiempo sin un Consejo de Hermandades y Cofradías. Todo eso influye. También influye que yo he hecho cursos de formación cofrade que eran una auténtica pesadez por no ser atractivos donde se abordaban temas católico, pero no cofrades. Tú a los cofrades les tienes que hablar de cofradías. Entonces creo que ha sido una suma de factores...

¿Se ha perdido la tradición cofrade en Rota?

Por supuesto. Hoy hay mucha gente que igual que en Feria prefiere irse a un hotel, cuando llega Semana Santa pasa lo mismo. Falta mucha cultura cofrade, faltan programas en la televisión sobre formación, es decir, programas que informen de manera didáctica contándote el fondo de la Hermandad y es atractivo. Entonces creo que se ha perdido esa tradición y en muchas casas igual a los niños les nace una inquietud y son los padres quienes la frenan por la implicación que supone.

Bien, profundicemos un poco en la figura del Hermano Mayor, ¿qué supone este cargo?

Realmente depende de que Hermandad seas, si eres de una Hermandad grande de Sevilla no tiene nada que ver con una de Rota porque aquí este cargo no es una figura decorativa como pasa en las grandes hermandades de Sevilla o Jerez. Aquí, el Hermano Mayor es uno más, no solo se encarga de las labores burocráticas sino que participamos en las labores de montaje y desmontaje, los cultos... Es un trabajo bastante arduo, por eso uno intenta rodearse de personas válidas que le ayuden a llevar esto hacia adelante. Ojalá ser un Hermano Mayor de una Hermandad grande y no manchare las manos porque aquí nosotros tenemos que oler a cera, a polvo a incienso como decía el Papa Francisco sobre "tenemos que oler a cordero".

¿Qué es lo más difícil del cargo?

Buscar personas que se quieran comprometer a pertenecer a una Junta de Gobierno.

¿Y lo más gratificante?

Cuando una de esas personas que has buscado o ha acudido a ti forman parte de la Junta de Gobierno y responde porque hay muchas personas con conceptos equivocados de lo qué es formar parte de una Junta de Gobierno. Hay quienes utilizan esta posición a modo de trampolín para trepar en el mundo cofrade y llegara a su objetivo. Esta labor es muy comprometida, la mayoría tenemos trabajo y una vida personal, yo esta mañana he estado trabajando y estoy aquí ahora. Yo tengo una mujer e hijos y estoy aquí ahora. Yo me comprometí a dedicar buena parte de mi tiempo libre a la Hermandad, hay quienes eso no lo entienden.

Intentemos dividir la visión como hemano y como Hermano Mayor, ¿cuál es el momento más especial en cada uno de los casos?

Creo que tanto a título de hermano y de Hermano Mayor, el momento más especial es cuando la Virgen de las Angustias se recoge porque significa que es la última para la Vera-Cruz. Cuando cierras la puerta es una satisfacción el poder dar testimonio otra Semana Santa más, los más pequeños han podido disfrutar el domingo, el Martes Santo los adultos han podido realizar su penitencia, porque eso sí es una estación de penitencia, y el Viernes Santo hemos podido disfrutar del Cristo y la Virgen.

¿Cómo es la vida en la Hermandad de la Vera-Cruz?

Nosotros al tener tantos titulares nos llevamos todo el año preparando asuntos, ahora el culto de la 'Borriquita', luego del Cristo, del Cautivo, besapiés del Cristo, besamanos del Cautivo... Nosotros en nuestro caso es un continuo. Hay cosas que hacer durante todo el año y cuando se va acercando la Cuaresma es el momento de acelerar. Pero para evitar el estrés que supone, intentamos prepararlo todo correctamente con anterioridad.

¿Cuál es el grado de implicación con las causas sociales?

La hermandades hacemos lo que podemos hasta donde podemos porque tenemos una serie de limitaciones económicas. Bien es cierto que se puede ayudar de otra forma que no sea con dinero o comida, el problema es que en muchas ocasiones somos ignorantes de esas situaciones. A nosotros nos gustaría crear un grupo e ir a visitar enfermos, pero necesitamos saber dónde se encuentra para poder ir. Si yo no sé que tienes una necesidad económica, yo no puedo ayudarte... Entonces muchas veces las hermandades ayudamos porque nos llega la información de terceros. A mí me gustaría visitar a las personas mayores que son viudos o viudas y demostrarles que su Hermandad se acuerda de ellos. El problema es que nosotros desconocemos eso.

Hablemos de novedades para esta Semana Santa...

Realmente la novedad que tenemos es que vamos a llevar un número muy bonito de hermanos el domingo y un gran número el Viernes Santo de jóvenes. Hemos visto tanto domingo y viernes un gran incremento. Nosotros somos una Hermandad muy grande y muy modesta y hay muchas bocas que alimentar. La verdad es que solemos arreglar cosas que ya tenemos antes que adquirir algo nuevo.

¿Y proyectos de futuro?

Para 2025 queremos restaurar al Señor y cuando tengamos finalizada la hipoteca de la Casa Hermandad, con más de veinte años, pensaremos en más proyectos, pero no deja de ser una losa de mucho tiempo que nos condiciona para tener los fondos necesarios para comprar cosas nuevas. Además el tema cofradía cada vez está más caro: las flores han subido, la música... 

Para concluir, ¿una última consideración?

Simplemente quería recalcar que la Hermandad es de todos, al final la Hermandad será, siempre, lo que quieran los hermanos.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN